Recetas de flores extremeñas con miel

receta flores extremeñas con miel

Las recetas de flores extremeñas con miel que puedes encontrar en internet son muy variadas. Esto hace que sea difícil elegir cuál es mejor, ¿verdad?

Conseguir que este dulce tan típico de algunas zonas de España quede muy crujiente y tenga un aspecto y un sabor totalmente espectacular puede parecernos misión imposible si no seguimos la receta adecuada. Pero, bueno, si has llegado hasta aquí, nos alegra informarte de que ya no tienes nada de lo que preocuparte:  nosotros sabemos cómo hacer las flores extremeñas con miel de abeja natural más ricas que vas a probar nunca. ¿No te lo crees?

Si quieres comprobarlo por ti mism@, aquí te dejamos con nuestra receta tradicional que ha ido pasando de generación en generación. Además, te contamos todos los secretos para que este dulce siempre sea un éxito. ¡A cocinar!

Ingredientes

  • Aceite de oliva para freír
  • Media docena de huevos
  • 250 ml de agua
  • 100 ml de anís
  • Una pizca de sal
  • Miel

Ten en cuenta que necesitarás un molde para flores fritas (también llamado barquillero florón)

Elaboración

  1. El primer paso es batir bien los huevos. Mientras los bates, ve añadiéndoles la sal, el agua, el anís y la harina. Hazlo muy poco a poco, no lo eches todo de golpe. Esto es fundamental para que se te quede una mezcla homogénea, pero, a la vez, algo caldosa y poco espesa. Cuando ya tengas la masa con la textura correcta, déjala reposar durante media hora. 
  2. A continuación, pon abundante aceite de oliva a calentar en una sartén honda y, cuando ya esté muy caliente, introduce el molde para flores fritas en la masa hasta la mitad o tres cuartos de la flor. Este paso es muy importante, así que asegúrate bien de que nunca llegas hasta arriba del todo.
  3. Una vez hecho esto, introduce el molde mojado con la mezcla en la sartén hasta que veas que la flor se suelta. En algunas ocasiones es necesario sacudir el molde con cuidado o incluso ayudarse con un tenedor (sobre todo si el molde todavía no está muy caliente). Cuando la flor se haya soltado por completo del molde no la saques todavía, déjala en la sartén hasta que esté bien frita por ambos lados.
  4. Cuando ya se haya frito bien, sácala del aceite y ponla a escurrir en una fuente con papel de cocina.
  5. El siguiente paso es calentar la miel (rebajada un poco con agua) en una sartén. Una vez veas que se ha reducido un poco su viscosidad, moja las flores en ella hasta que queden totalmente cubiertas por una fina capa de miel.
  6. Sabemos que tienes ganas de comértelas ya, ¡pero aún tendrás que esperar un poco! Cuando las flores hayan quedado bien impregnadas de miel, colócalas en una fuente y deja que se enfríen. ¡Listo!

 Esperamos que te haya gustado nuestra receta. El proceso de elaboración ha sido más fácil de lo que pensabas, ¿verdad? Bueno, aun así, te dejamos por aquí un vídeo para que puedas asegurarte bien de seguir todos los pasos correctamente. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos Cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario en la web.