Recetas con mermelada de tomate

recetas con mermelada de tomate

Las recetas con mermelada de tomate son ideales para cualquier época del año. Esto se debe a que la mermelada de tomate (sobre todo la artesanal) es un alimento que te permite acompañar una infinidad de platos, ya que no es únicamente una buena compañera de alimentos dulces, sino también de salados. Así pues, es perfecta para usar en desayunos y meriendas, pero también para comer con quesos, patés o en cualquier otra receta salada. Además, es un producto absolutamente increíble, por lo que es bastante extraño que haya alguna persona que no disfrute de su sabor.

Suponemos que ya te habrás dado cuenta de que la mermelada de tomate nos tiene completamente enamorados (si no, no estaríamos dedicándole un post entero :P). A ti te ocurre lo mismo, ¿verdad? Pues si es así, te recomendamos que no pierdas detalles de las siguientes líneas, puesto que en ellas te vamos a dejar con dos recetas de mermelada de tomate con queso que están para chuparse los dedos. ¡Sigue leyendo!

Receta de queso frito con mermelada de tomate

queso frito con mermelada de tomate

Aquí te vamos a enseñar cómo hacer paso a paso queso frito con mermelada artesanal de tomate. Se trata de un plato fácil de elaborar y con el que seguro que te chupas los dedos.

Para hacer esta receta, te recomendamos que uses queso camembert, ya que es ideal para fundir, pero a su vez, tiene una capa gruesa en la zona externa que es perfecta para soportar la fritura.

Los ingredientes necesarios para hacer el queso frito son:

  • 1 rodaja de queso camembert
  • Harina de trigo (si lo prefieres, también puedes utilizar maicena)
  • Media taza de pan rallado
  • Aceite de oliva para freír
  • 2 huevos frescos

Una vez tengas preparados estos ingredientes, ya puedes empezar a freír el queso. Los pasos te los indicamos a continuación:

  1. Prepara tres boles. Uno, con los dos huevos batidos; otro, con el pan rallado; y, el tercero, con la harina.
  2. Corta el queso (que tiene que estar recién sacado de la nevera, porque es importante que esté frío y tenga una textura dura) en ocho triángulos iguales.
  3. Cuando ya los tengas cortados, pásalos primero por harina, luego por los huevos batidos y, finalmente, por el pan rallado. Asegúrate de que el queso quede completamente empapado de cada uno de los tres ingredientes, pero también de que no se formen grumos.
  4. Cuando ya te hayan quedado perfectamente empanados, mételos en el congelador durante aproximadamente 30 minutos. Así conseguirás que el empanado sea más consistente y que coja más cuerpo. Esto es necesario para evitar que, cuando lo frías, no se salga el queso fundido.
  5. Cuando ya hayan pasado los 30 minutos, saca los triángulos de queso de la nevera y ponlos en una sartén con aceite muy caliente para que se frían por ambos lados. No es necesario que los tengas mucho tiempo en el fuego, lo justo para que se doren (con un minuto por cada lado debería bastar).
  6. Cuando ya los tengas con el aspecto deseado, sácalos de la sartén y déjalos en un plato con papel de cocina para que absorba bien el exceso de aceite.

Ya tienes el queso frito, ahora solo te queda acompañarlo de la mejor mermelada de tomate y ¡listo!

Receta de bocaditos de queso de cabra y mermelada de tomate

bocaditos de queso de cabra y mermelada de tomate

Sabemos que se te hace la boca agua con solo leer el título de esta receta, ¿verdad? Bueno, pues aquí te decimos cómo hacerla. ¡Es muy sencilla!

Los únicos ingredientes que necesitas son:

  • 1 rulo de queso de cabra
  • Tostas con arándanos (las podrás encontrar en cualquier supermercado)
  • 1 bote de mermelada de tomate de la mejor calidad

Cuando ya tengas los ingredientes preparados, coloca todas las tostas en una bandeja (¡asegúrate de que es adecuada para su uso en microondas!) y pon encima el queso partido en rodajas muy pequeñas.

¿Ya lo tienes? Vale, pues ahora mete la bandeja en el microondas y caliéntalo todo durante unos 30 segundos. ¡No te pases! Solo queremos que se quede caliente, pero sin que se llegue a derretir.

Cuando las tostas ya estén a la temperatura perfecta, saca la bandeja del microondas y pon media cucharadita de mermelada de tomate encima de cada bocadito.

¡Buen provecho!

Recetas con mermelada de tomate y queso

¿Te han gustado nuestras recetas con mermelada de tomate y queso artesanal? Nos apostamos lo que sea a que sí.

Como te comentábamos en la introducción, la mermelada de tomate queda estupendamente con cualquier alimento. Acompaña especialmente bien a productos como el cordero, el pescado, los huevos y el queso. Sin embargo, en este artículo nos hemos centrado en las recetas con mermelada de tomate y queso porque nos parecen las más sencillas y rápidas de hacer. Además, con esta combinación de sabores tendrás un éxito asegurado.

No obstante, aunque la mermelada de tomate acompañando al queso es una mezcla espectacular, te animamos a que no dejes de experimentar con cómo queda el sabor de este productazo con cualquier otro alimento. La mermelada de tomate es muy versátil, por lo que las posibilidades son casi infinitas.

En otras palabras, si te gusta el contraste entre dulce y salado, ponerle mermelada de tomate a tus platos es la mejor opción. ¡Atrévete a descubrir sabores nuevos!

Recetas con mermelada de tomate y queso de cabra

¿Las recetas con mermelada de tomate y queso de cabra son tu perdición? Te contamos un secreto, ¡también es la nuestra!

En Tienda el Riu vendemos dos tipos de mermelada de tomate artesanal. Tenemos confitura gourmet artesanal de tomate rojo y de tomate verde. Ambas destacan por su sabor agradable y dulce. ¡Están riquísimas!

Como todos los productos que vendemos, nuestras mermeladas de tomate han sido elaboradas de manera artesanal, a la antigua usanza, mezclando el tomate natural de primera calidad con el azúcar. Este método tradicional de elaboración es lo que permite que conserve sus características naturales sin perder ni una pizca de sabor.

La mermelada de tomate rojo es ideal para el acompañamiento de quesos tiernos. Además, resulta sorprendente en los sándwiches vegetales y es deliciosa acompañando la repostería.

En cambio, te recomendamos que elijas la mermelada de tomate verde si lo que quieres es acompañar quesos frescos, biscotes de bacón a la plancha, tostadas con jamón y queso o croquetas de carne o queso. Además, también es muy buen acompañamiento para la carne de cerdo o de ternera.

¿Te animas a probarlas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos Cookies de terceros para mejorar la experiencia de usuario en la web.